12 abr. 2013

Viaje de sensaciones con los nuevos Gorilaperfumes de Lush

"Just as music is art for the ear and paiting art for the eye , perfume is art for the nose". Es decir, la música es arte para los oídos, la pintura para el ojo y el perfume para la nariz. Así es como piensan los perfumistas de Lush, Mark y Simon Constantine, padre e hijo. Hoy vamos a hacer un viaje a través de una nueva línea de perfumes llamada Gorillas perfumes, los cuales pude descubrir en el último evento organizado por Lush en Gran Vía Barcelona. De hecho, es la segunda tanda de perfumes bajo ese nombre. Os invito a quedaros ya que, el post de hoy sin duda es especial. ¡Intentar transmitir un perfume con palabras y fotos! Uno de los peores handicaps bloggeriles.


Lo primero que os preguntaréis es, seguramente, ¿de dónde viene eso de Gorilla? Pues bien, "cuenta la leyenda" que en su proceso de creación, Mark y Simon pensaban en hacer lo que ellos llamaban "perfumes de guerrilla", rebeldes, diferentes, atípicos. Pero decicieron que más que Guerrilla eran Gorillas, como una broma interna, y les gustó tanto que se volvió oficial.


Otra de las características importantes es que el perfume es importante. No, no me he vuelto loca escribiendo, suena redundante. Glória Pavía, la directora de comunicación de LUSH España nos lo explicó muy claramente: "En los Gorilla perfumes de LUSH se ha invertido en la calidad de las notas altas, medias y bajas de un perfume, no solo en las altas como en los perfumes comerciales que enganchan al momento".  Así que para LUSH todas las notas son importantes, una de las razones de la "poténcia" de sus perfumes. Utilizando los mejores ingredientes puros sin adulterar, su passión y su trasfondo LUSH han creado verdaderas obras de arte nariciles.


Pero LUSH no es una marca típica y sus perfumes tampoco lo son. Cambian con el tiempo, con la piel de cada usuario, con el clima... Y esto precisamente los hace únicos. En nuestro viaje en la tienda LUSH de Gran Vía, descubrimos perfumes que olían a tierra humeda, otros olían "mal", a sucio. Algunos eran sensualmente atrayentes, otros chispeantes y misteriosos. Y cómo no, encontraron la mejor forma de presentarlos: a través de cuentos, objetos perfumados, la música en la cual se inspiraron. Sin duda, un evento que nos dejó boquiabiertas, en el que prácticamente dejamos nuestros cuerpos para centrarnos solo en nuestros sentidos. Recibimos tanta información que, chicas, si me dejo alguno tendréis que perdonarme.



¿Viajamos? Imaginaos que Ximo y Elia os dan una toalla blanca impregnada con Euphoria. Lo primero que pensé fue, "¡quiero que mis toallas también huelan así!". Sus notas atípicas de salvia, combinadas con lima, pomelo y nerolí están pensadas para calmar los corazones y elevarnos a un estado supremo de alegría.


Un libro impregnado era The Voice of Reason, un perfume complejo, intenso. Olía a café, con toques de sándalo, a cigarro, a bar de Jazz lleno de humo, sudor y conversaciones interesantes. Como se comentó entre nosotras, "huele a Hombre con historias interesantes que contar".



Devil's Nightcap se presentó en forma de cofre, con un frasco en su interior como si de una poción se tratara. Su historia se remonta en 1866 donde una leyenda cuenta que el mismo Diablo apareció en Agglestone, conocido hoy en día como Devil's Nightcap. Este perfume tan atípico es una potente combinación de salvia, ylang ylang, roble, cítricos.... Una verdadera poción que te transporta a otros lugares.



Elia nos deleitó con historias sobre Sikkim Girls, inspirado en el cuento misterioso protagonizado por Sheema Mukherjee, una compositora que toca el sitar. Las Sikkin Girls eran capaces de embrujar a los hombres con el baile sensual de sus caderas. Ojo, no las confundamos con danzarinas de danza del vientre, pues ellas iban cubiertas con ropa de cuello a tobillos. Sikkim Girls es una verdadera tentación, donde destaca el absoluto jazmín, la dulce vainilla y el nardo.


Este, sin duda, es uno de mis favoritos. En la botella tiene una salida amarga, fuerte, que se evapora enseguida en la piel dejando paso a uno de los jazmines más puros que he olido jamás, combinado con el estraño nardo (nunca había olido un perfume con nardo, almenos conscientemente) y la vainilla. Es un perfume que te hace sentir poderosa y femenina, capaz de seducir y de convencer con palabras suaves y movimientos seguros. Pero con los pies en la tierra, conscientes de cada movimentos.



Un cofre lleno de frutos rojos nos transportó a Flower Barrow, que nos recuerda el poder de las bayas de grosella y la naturaleza, del tomillo y la salvia, con toques de geranio. También nos presentaron Furze, una viciosa combinación con coco, vainilla y nerolí, ¡otro de mis favoritos!



Y aparece una piedra. Sí, una piedra. Olía a Hellstone, un perfume que en mi opinión huele como cuando se acaba una vela de chincheta, a fósforo y a hoguera. También recuerda a tierra recién removida, con sus notas de vetivert, jojoba e hibisco. La jojoba hace que la base de este perfume sea un aceite, con lo cual su permanencia y intensidad es mucho más alta.

The Bug tampoco nos deja indiferentes, este perfume intenta recrear la paranoia de nuestra era moderna: cámaras de vigilancia siniestras, policía secreta, hackers anónimos. Un saco nos ayudó a sumirnos en ese escenario oliendo a gálbano y pimienta negra. Si no te cuentan nada, la palabra que hubiera usado yo para definir el perfume es inquietante.



Y por último, una maleta llena de naranjas nos evoca Sun, donde el sándalo, la naranja y la mismosa nos transmiten positividad, frescura. Huele a verano, exactamente a oler la piel de una naranja recién cogida del árbol, bajo la luz que se filtra entre sus hojas. ¡Exactamente!


¿Y qué más descubrí en el viaje? A parte de perfumes, de recordar que en LUSH hay gente maravillosa, y de que hay formas de hacer que un evento sea algo para recordar. Aprendí que algo que "huele mal", también es un perfume. Qué el olor de café, cigarrillos, tierra humeda y demás pueden ser parte de un perfume. ¿Por qué no?


Y como no, me llevé a casa un fantástico detalle: ¡Sikkim Girls! Muchas gracias :)


Y para acabar, una foto con mis compañeras de aventura. Me encantó volver a ver a Sara de Poppy Jota, Andrea de La vida en rosa y Judith de Maquillaje y otras hierbas además de conocer a las demás.

¿Habéis viajado conmigo? ¿Qué Gorilla perfume os gustaría catar?

5 comentarios :

  1. Vaya, después de esta reseña, es imposible no desear olerlos todos! Yo no tengo mucho olfato, pero seguro que me volvería loca dentro de una tienda de Lush.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Algo que se hace cerca de casa y trabajaba!! aaaarrrrrggggggggg!! No he probado los perfumes pero ahora tengo muchisimas ganas!!! :-D

    ResponderEliminar
  3. que xulo el post!! el meu surt aquesta setmana vinent, uff no dono abast jajajaja!!!! Un petonàs!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que dan ganas de poner la nariz en más de uno. Espero poderlos oler en breve.
    Besitos guapi.

    ResponderEliminar
  5. seguro que fue un eventoestupendo, yo he ido a uno de los que hacen en mi ciudad, pero no fue éste fue el de los colores y me encantó, si he podido oler los perfumes y hay un par de ellos que me gustan pero otros no, son muy peculiares

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leer y comentar! :)