20 may. 2015

¿Green Juicing? Yo también he sucumbido

Empezó en Estados Unidos y ya lleva un año entre nosotras: hablamos de Green Juicing, o como los llamamos aquí, zumos verdes.

El nombre probablemente está inspirado en el zumo de color verde hecho de wheatgrass (pasto de trigo verde) que tan de moda se puso. O de greens, que significa verduras.

¿Por qué he sucumbido? Es una forma práctica, deliciosa y trendy, de tomar verduras.

Apunta: wheatgrass, kale y smoothie son palabras clave que necesitarás en la jerga green juicer.


Beneficios de tomar zumos verdes

Los zumos verdes son auténticas bombas de vitaminas y minerales, ya que tomamos los ingredientes vegetales crudos conservando así todas sus propiedades.

Al contener menos fruta, tienen menos azúcar, además de otros elementos que son más abundantes en las verduras, como la clorofila.

Si hablamos de los smoothies (batidos verdes), estos conservan además toda la fibra y partes no digeribles. Un plus para el correcto funcionamiento intestinal.

Esa ingesta de nutrientes extra nos ayudará a mantener una dieta totalmente equilibrada, a tener una piel sana y radiante, unos buenos niveles de hidratación... por nombrar algunas propiedades.

Si ya sois aficionadas al tema, notaréis que no he usado las palabras detoxificante ni alcalinizante: evitad estos temas, no existe ni una cosa ni la otra. Si queréis más info al respecto, dejadme un comentario ;).


Cómo preparar un batido verde

Sin duda mi forma favorita del Green Juicing es preparar batidos. Por dos razones: me apetece aprovechar toda la fibra y no me apetece sacar la aparatosa licuadora (quizá esta es la razón de más peso... nunca mejor dicho).

Podemos preparar batidos verdes con casi cualquier cosa, la gracia del tema es que podemos recrear, reinventar o inventar recetas.

Os dejo mis máximas:
  • Para la base: un zumo recién exprimido, leche o leche vegetal, o simplemente agua
  • Para la parte de verdura: ¡cualquiera! Espinacas, col, lechuga... 
  • Para añadir dulzor: plátano maduro, fresas, cerezas, arándanos, remolacha...
  • Para añadir un plus de nutrientes: açaí en polvo, trigo verde, alga chlorella, semillas de chía, semillas de lino, nueces o otros frutos secos en polvo...
Aunque las frutas pueden estar un poco maduras, las verduras es mejor que sean lo más frescas posible, para asegurar un buen sabor.

Ejemplos

¿Espinacas en un batido verde? Si os asusta la idea, probad con este: espinacas, fresas y wheatgrass... ¡está riquísimo!

Si no sabéis cómo combinar la kale, o col rizada, probad con una variación del anterior: espinacas, kale, fresas y chlorella.

Soy un poco monotema, pues las espinacas y las fresas forman parte sí o sí de mis zumos verdes. Me declaro adicta.

Aunque también tengo una receta de zumo verde para dummies o gente con muchísima prisa: zumo de naranja y wheatgrass en polvo. Y otra: cacao sin azúcar, açaí en polvo y leche de arroz. Sencillo y delicioso.


¿Dónde encontrar wheatgrass?

Hace unos meses descubrí Ecolife food, una empresa afincada en Murcia, que se encarga de fabricar y distribuir superalimentos en polvo. No solo se pueden usar en los zumos, sino también para añadir en otras recetas de cocina.

Los que he probado son estos 4:
  • Hierba trigo: si habéis probado el té matcha, os va a recordar un montón a él. Es herbal, un sabor que a mi me encanta. Contiene una fuente de proteínas, fibra y minerales.
  • Açaí: es una baya antioxidante, con un sabor parecido al de los arándanos. Me encanta mezclada con fruta roja, pero también en el chocolate. Es antioxidante y contiene fibra.
  • Chlorella: esta alga da un color verde muy vivo a los zumos. Se puede utilizar también para hacer un pesto sin utilizar albahaca. Es rica en hierro, proteínas y calcio.
  • Camu camu: hasta ahora no lo conocía, pero es muy rico en vitamina C. Aunque pone "picante", no noté nada picante, aunque sí un sabor más fuerte que el resto. Combina genial con zumos que lleven manzana.
Sin duda repondré al menos los 3 primeros, ya que son los que me han dado más juego en la cocina. Podría hacer los batidos verdes sin ellos, pero me he enganchado a añadir superalimentos sanos a mi comida.

Y tu, ¿practicas el Green juicing?

Este post ha sido patrocinado por Ecolife foods.

12 comentarios :

  1. Hola!!
    Llevo años consumiendo zumos verdes y superalimentos, lo que he notado de un año para acá es que se ha puesto de moda y ha habido un boom!
    Me encanta levantarme y tomar zumo de naranja con pasto verde, además los superalimentos los puedes añadir a casi todo...sopas, cremas, bizcochos, cupcakes. La variedad es infinita!!
    Un buen post.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los zumos yo los hacía antes, pero no tan verdes, jajajaj. Me molan tanto los superalimentos... le añaden un nosequé a lo que cocinas que te pone las pilas :)

      Merci guapa! Muak

      Eliminar
  2. Yo me hago unos zumos depurativos con col lombarda, limón, zanahoria y manzana que están de muerte. El de espinacas, pepino, jenjibre y fresas tambien me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toooma ya Jess, me lo apunto. El jengibre me vuelve loca :D

      Eliminar
  3. Pues a mi me encantan las verduras pero esto no me entra mucho por los ojos!!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poco raro al principio, pero cuando se supera el shock inicial de ver un zumo verde y lo saboreas suele gustar ;)

      Eliminar
  4. Pues consumo mucha verdura, pero estos zumos no los he probado. Gracias guapa.

    ResponderEliminar
  5. Como Luisa y Ginger, como muchísima verdura a diario pero aún no he caído con estos zumos verdes...eso sí, no digo que no porque igual los pruebo y me encantan!
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me resistí al principio, y ahora no los dejo ;)

      Eliminar
  6. Es cuestión de ponerse digo yo, yo soy verdulera total, asi que me tienen que gustar si o si..

    ResponderEliminar
  7. Me encanta hacerme zumos naturales. Añado también apio.
    Besitos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leer y comentar! :)