30 ene. 2016

Duda Inexperta | Porqué mi piel sigue brillando (a pesar de mis esfuerzos)

Situación: usas productos oil-free, matificas la piel religiosamente y huyes de los productos densos. Entonces, ¿Por qué la piel sigue generando sebo y brillando cual bola de discoteca?

Encima, cuando la lavas, la sientes tirante y seca. Y tienes granitos puntuales. Y tono apagado.

¿Te suena? Es algo que me preguntáis a diario en el trabajo y es sencillo de solucionar, pero no de explicar. Hoy voy a intentarlo: Va más allá del uso de un producto determinado, el orden de aplicación o la necesidad de que sea un producto sea oil-free.

¿Os apetece descubrir los secretos de una piel con 0 brillos? En este post encontraréis un poco de teoría, consejos y por último, cómo solucionar los errores más comunes.



Un poco de teoría


Vamos a intentar entender a nuestro enemigo: el sebo. Lo genera el poro, pero un tipo de poro muy concreto, ya que hay dos:

  1. Poro sudoríparo: es el que conecta la glándula sudorípara con el exterior, con la epidermis. Excreta agua y ácido láctico.
  2. Poro sebáceo: genera sebo, formado por lípidos.

La combinación de estas dos segregaciones constituyen el llamado manto hidrolipídico, película hidrolipídica o barrera de la piel.

Y os cuento un poco más: el ácido láctico tiene un pH ligeramente ácido (de ahí el nombre), mientras que el sebo tiene un pH neutro o más bien alcalino. El manto hidrolipídico ideal tiene un pH ácido. Así pues, podéis deducir qué componente tendrá que ser mayoritario en esa barrera ideal.

La razón de que tenga un pH ácido son varias, pero las más importantes son:

  1. Nos defiende de agentes patógenos, por que hay una flora cutánea "buena" que nos protege
  2. Promueve la formación de lípidos esenciales para la epidermis, que nos ayudan a reparar la capa más externa de la epidermis (por ejemplo, tras una herida de un granito)
  3. Es el medio ideal para que actúen las enzimas que se encargan de descamar las células muertas.

Y os podría contar muchas cosas más, pero voy a ir al grano: para mantener la piel sin brillos de más, la capa hidrolipídica tiene que estar sana. O lo que es lo mismo, tener un equilibrio entre sebo y agua/ácido láctico que haga que el pH de la piel sea ligeramente ácido.

Esta teoría es la clave para comprender el por qué de los errores y soluciones que os propondré a continuación.

¿Cómo eliminar los brillos?

Básicamente, con estas dos premisas:

1. Mantener la piel hidratada
2. Mantener el pH de la piel ácido


El cuerpo es sabio: cuando la piel detecta que los niveles de agua disminuyen en la superficie, hace más sebo para compensar. El sebo es lo único que impide que el agua siga evaporando ya que actúa como una barrera.

Pero ese aumento de sebo, provoca también un aumento del pH. Y hemos visto que, si no se mantiene bajo, la flora bacteriana cutánea se altera y además, no promovemos la exfoliación natural de la piel porque las enzimas encargadas no funcionan en entornos no ácidos.

El resultado: la piel brilla en exceso, las células muertas se acumulan y las bacterias nocivas campan a sus anchas. La combinación de los dos últimos factores dan lugar a comedones y granitos.

Sencillo, ¿verdad?

Os podéis imaginar la de errores que cometemos. Al sentir la piel grasa, la limpiamos el exceso, la matificamos y atacamos a los granos secándolos. Y la piel responde ante nuestra agresividad generando más brillos.

Estos son ejemplos de productos que recomiendo para romper este círculo vicioso. Sus fórmulas me parecen de 10, y os ayudarán a limpiar con suavidad, hidratar, exfoliar y mantener la piel mate.

Calendula Wash de Kiehl's | Tónico exfoliante Clarins | Hydro-plumping Kiehl's | Hydrating B5 gel de Skinceuticals


A continuación, vamos a ver los errores que no deberíamos cometer:

Errores (solucionables)

Ya hemos visto las premisas importantes, pero ahora vamos a ver los errores que todas cometemos (o hemos cometido) y que son muy fáciles de solucionar.

Abusar de los productos oil-free

¿Cuando usaremos productos oil-free? Cuando la piel sea grasa de forma uniforme, es decir, con capacidad de hacer sebo de forma uniforme por todo el rostro. Una piel mixta, por ejemplo, no tiene por qué usar productos oil-free.

Por ejemplo, pondré el caso de la crema, que debería ser la base del tratamiento hidratante, aunque usemos otros sérums.

La clave está en encontrar una crema adecuada a vuestras necesidades. Las cremas son emulsiones de agua y otros componentes, normalmente aceites, que suplen las carencias de la propia piel. Es decir, una piel más seca (alipidica) necesitará una crema más rica en aceites.

Una piel mixta, necesitará cierto nivel de aceites en una crema. Y la piel mixta, es la que tenemos la mayoría de personas, debido a que en la zona T solemos tener más glándulas sebáceas en comparación con las mejillas.

Tener la piel deshidratada

Mantener la piel hidratada parece fácil. A parte de lo que os he comentado de la crema, a veces necesitamos un extra que nos ayude a llegar a unos buenos niveles de hidratación.

Un sérum hidratante es una muy buena idea. Buscad ingredientes como el ácido hialurónico y la glicerina, que proporcionarán y "atraparan" el agua en la piel.

¿Como saber si tenemos la piel deshidratada? Si tenéis exceso de brillos, y la piel queda tirante después de lavarla, probablemente esté deshidratada. De todas formas, muy pronto os contaré cómo determinar el grado de hidratación de vuestra piel (probablemente, con un vídeo).

También debemos evitar que se deshidrate, y esta es la parte difícil. En los siguientes puntos encontraréis errores que nos deshidratan.

El abuso de agua caliente

El agua caliente, igual que estar en un clima cálido, hace que la piel aumente de temperatura y responde transpirando. Y así es como pierde la hidratación.

Evitaremos lavar la piel en la ducha por ejemplo, sobretodo si en invierno abusamos del agua caliente.

En el caso de usar limpiadores tipo bálsamo que requieran calentar una muselina o toalla para retirarlos, mejor que el agua esté templada y no caliente.

Usar una rutina matificante

Polvos matificantes, productos con arcilla para absorber el sebo y un largo etc. No solo absorben aceites, sino también agua, así que a no ser que tengáis una piel grasa e hidratada, evitadlos.

Usar un jabón demasiado astringente

Esto provocará dos cosas: alterará el pH de modo que dejará de ser ácido, y retirará de la superficie de la piel absolutamente todos los lípidos, así que esta tenderá a compensar a lo largo de la jornada generando más sebo.

Frotar y masajear la piel

Cuando frotas, o masajeas la piel, por ejemplo aplicando una crema, o un exfoliante, estimulas la glándula sebácea para que produzca más sebo.

Así que, a no ser que tengas la piel seca, intenta hacerlo lo menos posible. Calienta la crema primero en tus manos y en lugar de extenderla frotando, prueba a aplicar primero pequeños toques, y extenderla después de forma suave.

Lo mismo con los exfoliantes, y los limpiadores: es mejor hacer una presión muy leve en la superficie de la piel. Y evitar recrearse ;).

Abusar del agua micelar

Si sois habituales de este blog, ya sabéis lo que opino del agua micelar. La tengo cruzada, y no por que sea un mal producto, sino porqué lo usamos mal.

Lo usamos a veces como tónico, o para limpiar la piel de una forma rápida y cómoda.

El agua micelar es, en el fondo, una agua jabonosa. Para limpiar en profundidad la piel con este producto, necesitaremos un algodón y frotar la piel. Así que es mejor utilizar un método que elimine la suciedad sin tanta manipulación o bien hacer una rutina de doble limpieza.

No usar tónico

Es el error más común, más fácil de solucionar y mi consejo favorito. El tónico restaura el pH después de la limpieza.

En realidad la piel, normalizaría el pH por si sola al cabo de unas horas, pero si aplicamos el tónico justo después ayudaremos a que la hidratante se absorba mejor y a tener el manto hidrolipídico ideal mucho antes.

Lo ideal es usar un tónico ligeramente ácido (como bien recomienda Caroline Hirons), sin alcohol para no resecar (y deshidratar). Y si tiene algún agente exfoliante (BHA como el ácido salicílico, AHA como el ácido láctico...) mucho mejor.

Resumiendo

La clave de una piel sin brillos, es una piel sana. Y eso significa mantener un manto hidrolipídico sano, respetando el pH de la piel ácido e hidratándola en profundidad. Además, elegiremos una rutina adecuada a nuestra producción de sebo y seremos poco invasivos (frotar, calor, astrigentes, matificantes).

Así de simple.

Llegar a un buen equilibrio hidrolipídico, si lo tienes alterado, no es cosa de dos días: hay que ser constante con la rutina y sobretodo, no cometer estos errores. Si estáis afectadas por ese problema, tened mucha paciencia: la piel se regulará poco a poco.

¿Os ha gustado esta entrada? ¿Tenéis alguna duda? ¿Algo a aportar?

Me encantará leer vuestros comentarios :)

25 comentarios :

  1. Un post d obligada lectura, simplemente excelente ;) Hace años cometí buena parte de los errores q mencionas y hoy sigo luchando por mantener una piel sana, no es fácil lograr un equilibrio pero teniendo en cuenta estos consejos está al alcance de todas!!


    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Raquel! Y también por la compartición y menciones :) No es nada fácil lograr el equilibrio, y sí, yo también cometia esos errores en el pasado.

      Eliminar
  2. Unos consejos geniales. Está todo explicado perfecto ^_^ Como te comento en Twitter hago bien casi todo pero es que por mi tipo de piel tengo que cuidarla muchísimo. También es cierto que he dejado de obsesionarme con los brillos. Tomo nota de alguna cosilla. Nos leemos. Besiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, hay una parte psicológica y cultural: aquí queremos ver pieles mates, aunque ahora esta tendencia está cada vez menos en auge, y deja paso a las pieles dewy-luminosas... Una piel sana, vaya :)

      Eliminar
  3. Buenisimo post, lo pondré en práctica. Hace años que no uso tónico y lo del agua miscelar lo mas rápido y fácil.

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    He llegado aquí por casualidad a través de Raquel Herrán. Gracias Raquel!

    Al lío. Me ha encantado el post. Muy bien explicado, para todos los públicos, lo cual agradezco enormemente.

    He llegado a las mismas conclusiones por experimentación propia... ay si te hubiera leído antes, jijiji

    Una pregunta, qué opinas de los cepillos exfoliantes?

    Enhorabuena, excelente post
    Muxutxos | Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a tí, Anna!

      Sí, yo también llegué por experimentación propia. Por suerte, ahora tenemos la info en nuestras manos ;)

      Los cepillos exfoliantes me gustan siempre y cuando: sean vibratorios y no rotatorios y el cabezal sea extrasuave. Ideal para terminar la doble limpieza por la noche, con el gel limpiador, por ejemplo.

      Aunque no recomiendo abusar de ellos, sobretodo si buscamos el efecto control de grasa-brillos.

      Eliminar
  5. Un artículo fantástico!!! Yo tengo la piel con tendencia al acné y desde que me hidrato la piel correctamente me ha mejorado bastante. Actualmente estoy usando Good genes y Luna de Sunday Riley y estoy súper contenta. También he usado el tónico de Clarins y me gusta bastante. Encantada con la hidro pumpling de Kielhs!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :). Claro, la piel con tendencia acnéica hidratada controla mejor la proliferación bacteriana "mala". Me apunto estos dos que comentas.

      Hydro-plumping es ideal en tu caso, yo no paro de recomendarla :)

      Eliminar
  6. Qué buen post!!!! me ha encantado!! Justo estoy pasando por una fase en la que tengo la piel bastante alterada y me está costando salir del círculo vicioso así que este post me ha venido muy pero que muy bien. Graciasss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro! :) Romper el círculo vicioso lleva días, pero estoy segura de que conseguirás normalizar tu piel. ¡Cualquier cosa aquí estoy!

      Eliminar
  7. Hola! Tengo un par de meses usando el limpiador de piel mixta con semilla de algodón, el tónico de aloe vera, la hydraquench de piel normal a mixta y el huile Lotus todo de Clarins. Tengo el tónico exfoliante que recomiendas... muerto de risa en la repisa, se me olvida usarlo.
    Vivo en Panamá con hasta 40°C de día y desmaquilo con la micelar Bioderma porque me aburrí del Cleanse Off Oil de Mac.
    No puedo cambiar el clima.
    La doble limpieza sería aceite y limpiador?
    Desmaquillar con aceite implica menos estimulación a las glándulas sebáceas que el agua micelar?
    Saludos. Me encantó el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Exacto, la doble limpieza sería aceite + limpiador, o bien agua micelar + limpiador (con ese orden). Aunque yo prefiero desmaquillar con aceite.

      El agua micelar, en efecto, estimula más las glándulas sebáceas, porque estás restregando un algodón por tu cara hasta que queda limpia.

      Espero haberte ayudado :)

      Eliminar
  8. ¡Wow! ¡Me ha encantado! Te acabo de conocer a través de Raquel (Madlyeklectic) y después de este post, me quedo (ahora mismo voy a leer el resto de tu blog). Soy de las que brillan como un Gusiluz y, por supuesto, cometo casi todos los errores que has enumerado así que... ahora toca rectificar. Seguiré tus recomendaciones ¡Un millón de gracias guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Madlyeklectic es uno de mis blogs favoritíssimos. Ya me contarás qué tal te van los cambios: seguro que dejas de ser Gusiluz ;)

      Eliminar
  9. Buenos dias guapa, esto es lo que tenemos que tener como manual todos los dias. ue verdad es que a veces no damos tanta importacia como se debe a la piel. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen post! Hace unos años si cometí muchos de estos errores... sobretodo el hecho de usar productos para pieles grasas (muy agresivos) cuando mi piel era mixta y simplemente necesitaba un pequeño cuidado, no dejar la piel seca como la mojama. Un desastre! ;)

      Eliminar
  10. Hola! Recién descubro tu blog y me leí varias entradas.
    Muy bien explicada esta entrada!! Felicitaciones, super claro
    Tengo una duda en cuanto a las ceramidas... Encoge notas en las q dicen que son buenas para todo tipo de piel y hasta podría ayudar a generar menos sebo...en otras, que no es recomendable para pieles grasas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario! Las ceramidas se encuentran presentes de forma natural en nuestra barrera epidérmica, y las pieles que necesitan aportarlas de forma externa (con cremas y demás) son las secas y las deshidratadas. Si tu piel es deshidratada, aunque sea grasa, puedes usar ceramidas porque te irán bien. Por todas las razones que he explicado en el post, precisamente ;)

      Eliminar
  11. wow vaya super post. Super informativo y además muy apropiado ya que es mi tipo de piel! Me apunto tus recomendaciones

    ResponderEliminar
  12. hola! genial post! no me queda claro como hacer para limpiar/exfoliar pero sin frotar. Los cepillos faciales no están recomendados para pieles grasas? yo uso la mascarilla rare earth de Kielhs, en este caso tampoco sería positivo porque es de arcilla? GRACIAS!!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leer y comentar! :)