28 abr. 2017

La muselina: el complemento imprescindible en la rutina

Para qué sirven, cómo se utilizan y dónde las puedes comprar


Son ideales para hacer la doble limpieza con bálsamos y elevan la rutina de limpieza facial nocturna a un auténtico ritual de belleza.

Existen muchos tipos de muselinas, de diferentes materiales y texturas. Se pueden lavar a máquina y por tanto, es una alternativa ecológica a algodones y toallitas de usar y tirar.

Sé que es un tema que interesa a muchas de vosotras, así que hoy te he preparado un post hablando de estos accesorios: para qué sirven, cómo se utilizan y dónde las puedes comprar.

Muselina paño doble limpieza algodón bambú manteca limpiadora bálsamo limpiador eve lom evelom

¿Para qué sirve la muselina?


Es una forma de retirar los restos de limpiadora en el primer paso de la doble limpieza, sobretodo cuando esta es en formato manteca y no emulsiona con agua. Suele ser un tejido suave incluso apto para el contorno de los ojos.

Algunas tienen incluso propiedades exfoliantes, ya que están tejidas de forma que ejercen esa acción al masajearlas por el rostro.

También las puedes utilizar en el cuerpo, como alternativa a la esponja en pieles muy sensibles. Para ello te recomiendo las que son algo más gruesas y grandes.

¿Cómo se utiliza?


Previamente humedecida, hay varias formas de utilizarla. Utilizo un bol pequeño para sumergirla y procuro que el agua siempre esté tibia, no caliente. 

En lugar de dejar correr el agua del grifo hasta que se caliente, aprovecho el agua del hervidor de hacerme la última infusión del día (que suele ser relajante, sin teína). 

1. Para una limpieza rápida: aplicamos primero el producto de limpieza y después pasamos la muselina hasta retirarlo completamente.

2. Limpieza SPA: mi método favorito. Humedecemos la muselina con agua un pelín más caliente, con cuidado ya que pasarse de temperatura puede deshidratar la piel y vasodilatar capilares, la aplico en la cara con los ojos cerrados unos segundos.

Durante este tiempo habrá ayudado a disolver mejor aún la manteca limpiadora. Luego retiro los restos de limpiadora.

Me encanta usarla así cuando el limpiador tiene algún aroma relajante, incluso podéis añadir unas gotitas de aceite esencial en el agua de mojar la muselina.

muselinas evelom doble limpieza bálsamo limpieza paños cloth

Tipos de muselinas

Raquel de Madly Eklectic también habló de las muselinas hace un tiempo en su blog, es un post muy recomendable. Encontrarás allí también recomendaciones de dónde las compra.

La primera muselina que utilicé es la típica toalla de algodón 100%, también llamada paño. De toda la vida. Es una muselina efectiva en el sentido que hace su función y es fácil de encontrar: en bazares, tiendas como Primark, Amazon, etc.

Son las que utilizo en mis talleres de skincare porque se pueden limpiar a alta temperatura, lo que las hace muy higiénicas.

En las imágenes que te muestro, he puesto tres tipos más de muselinas que me encantan.

La primera es de 100% de bambú: mucho más suave, sedosa y agradable para piel sensible. La de la foto es la que viene con la limpiadora de Moa, la compré en The Singular Olivia (antes Olivia's soaps). También he comprado muselinas de este material en Etsy, concretamente a Marleys Monsters. El único problema es que si no tiene los gastos de envío rebajados, son algo prohibitivos.

La segunda de la foto es de 100% algodón, se ven las hebras de tejido con lo cual es algo exfoliante. El material no ha estado blanqueado, por eso tiene un precioso color hueso. Es más delicada de limpiar pero muy efectiva para hacer una exfoliación suave. Esa la compré en Made in Tribe, una web que me encanta.

Y también en la misma tienda, encontré la tercera: una muselina de doble cara, de mezcla algodón y bambú. Esta es mi favorita. Es algo más grande que las muselinas habituales, tiene una cara con el rizo muy grueso, como si fuera una toalla, y la otra es extremadamente suave.

Suelo utilizar el lado suave en los ojos, y el de rizo en el rostro
, y retira genial el bálsamo de limpieza. Otra que me gusta, también de doble cara, son las de Pai. Están bien de precio en Lookfantastic.

Cómo limpiar la muselina

Cada muselina tiene sus propias instrucciones de limpieza. Las hay que solo necesitan un ligero lavado bajo el grifo, mientras que otras puedes meterlas en la lavadora.

Si lo permite, con de algodón 100% por ejemplo, es bueno lavarlas de vez en cuando a más temperatura (40º-60º). Eso eliminará por completo las bacterias, muy importante si sueles tener acné.

Yo suelo utilizar una cada vez, es decir, no reaprovecho la muselina que ya he utilizado. Hay personas que la usan de una cara, la dejan secar, y la noche siguiente usan la otra cara. Las suelo poner un poco a remojo con jabón suave o de lavar a mano antes de meterlas en la lavadora.

Es normal que algunas muselinas queden manchadas de forma permanente, sobretodo del negro de los eyeliners y máscaras de pestañas. No es muy problemático: como son de uso personal solo lo verás tú.

Otro tema a tener en cuenta es que aunque sean reutilizables su vida no es ilimitada: de vez en cuanto hay que tirarlas y renovar. Depende mucho del uso que le des, lo verás con tus propios ojos: cuando esté muy vieja, retírala del mercado y a por otras nuevas ;)

Cuéntame, ¿utilizas muselinas? ¿Dónde las sueles comprar?

14 comentarios :

  1. Yo tengo una de Skin&Tonic de algodón y al principio me costó mucho cogerle el punto por puro desconocimiento. Tiempo después puedo decirte que me es imposible pasar sin ella y que mi ritual favorito también es el de posar la muselina humedecida en la cara con una limpiadora que desprenda el aroma relajante de los aceites. La suelo lavar con un jabón suave, no se me había ocurrido meterla en la lavadora, pero ahora que lo dices lo haré para limpiezas más profundas, que siempre pienso si no me quedaré corta en este sentido. Me ha encantado el post. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. No tengo muselinas, por ahora solo uso toallitas pequenas (tipo Primark) o bien la toalla rigida de TBS que me ha sorprendido un monton. La unica muselina que me venia junto con una crema limpiadora se la quedo mi pareja porque al parecer "era perfecta para filtrar el caldo al hacer puchero" (si, cosas de cocineros...) Me ha llamado la atencion la de bambu, me la apunto para probarla que no la conocia. Gracias por un post tan completo!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo la típica "toalla" con una cara aterciopelada y otra de rizo y también muselinas "auténticas", es decir, con tejido de algodón muselina, que también se utilizan para los bebés, las he comprado en Amazon. Por su trama a mi me resultan algo exfoliantes.
    Yo todas las lavo en lavadora, son de algodón 100% y no hay problema, me parece lo más cómodo e higiénico.
    Para mi se han convertido en un básico para retirar limpiadoras en aceite.
    Ciao guapa!

    ResponderEliminar
  4. Me ha venido genial tu post para fichar alguna muselina más y dónde encontrarla. De momento estoy con las famosas toallas desmaquillantes de Primark (no tienen mucho glamour pero la verdad es que hacen bien el apaño).
    ¡Un beso!
    @mauvedelle

    ResponderEliminar
  5. No las utilizo aun aunque cada vez me llaman más la atención porque además me parece un ahorro importante en algodones... pero si tengo la manía de secarme siempre la cara con una toalla de algodón, quizá debería dejar dos a mano y que una de ellas se llevara el maquillaje.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Yo las muselinas que tengo son las que compré para mi hija pero no se si esas son iguales que las que mencionas. La verdad es que para la cara no utilizo nada de eso..

    ResponderEliminar
  7. Me apunto tu favorita, que pinta tiene la parte rizadita ¡me encanta! A mí la de Pai no me gusta demasiado, siendo una marca de cosmética especializada en pieles sensibles la veo un poco a falta de suavidad, sin embargo la de MOA me encanta, me compré dos y después, como gané en un sorteo su bálsamo, pues otra y estoy encantada con ella. Yo también suelo dejármelas templaditas-calientes unos segundos en el rostro, con la manteca de uva de Antipodes es un placer, nos tienes que enseñar tus mantecas favoritas un día :P Un beso

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo tres que me regaló mi hija, pero... como me desmaquillo con agua micelar, y luego con un gel de nuxe, pues no se cuando usarlas, para sacarme la cara después del gel? Gracias

    ResponderEliminar
  9. Uso muselinas y toallitas desde hace tiempo, perod e seguido, hará unos meses, y estoy muy contenta con ellas. De momento, la que más me gusta es unad e algodón y otra de microfibra.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por la entrada!! Estoy estrenandome con la de Moa y me has ayudado a despejar algunas dudas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No he usado nunca muselinas y es que siempre retiro los productos oleosos o mantecas con agua y aprovechando que tengo la piel mojada me paso el gel limpiador como segundo paso de la doble limpieza.
    Aún así es un gadget que tengo mucha curiosidad por usar así que no descarto comprar alguna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Yo uso las de algodón para los días que me maquillo más de lo habitual, realmente te hacen dar cuenta de cuanta suciedad se queda en la piel si no las usas. ¡Un saludín!

    ResponderEliminar
  13. ;Muy buen post Aina! La primera vez que utilice una muselina fue con la limpiadora de Eve Lom. Y la verdad es que la sensación es brutal, vamos el paso que explicas de hacerte la limpieza rollo SPA con la toalla calentita. ES de las cosas que más me gustan cuando voy a hacerme una limpieza!

    ResponderEliminar
  14. Hola Aina! Estoy empezando a incorporar las muselinas a mi rutina de limpieza, tengo una duda; la muselina húmeda se utiliza en el primer paso de la doble limpieza, o en el segundo paso también? Gracias!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leer y comentar! :)