19 oct. 2017

Día mundial contra el cáncer de mama

¿Tienes un minuto?


Hoy merece la pena dedicar un minuto a la causa. Aunque sea solo uno. Un minuto de tu tiempo para pensar que 1 de cada 8 mujeres sufrirá cáncer de mama [1]. Un minuto para ser consciente de que, a partir de los 35 años, la incidencia es mayor.

Un minuto para hacer hincapié en la prevención, aprendiendo a hacerte autoexploraciones y visitando regularmente el ginecólogo.

Un minuto a colaborar con un pequeño o gran gesto (todo suma). Por ejemplo, con esta iniciativa de Astor.



Astor lleva donados más de 100.000€ en 3 años a la fundación en la investigación contra el cáncer. Este año han decidido colaborar con una nueva iniciativa: han lanzado esta colección de labiales Soft Sensation* y lacas Perfect Stay*.

Por la compra de dos productos, viene de regalo una caja explicativa y donan 1€ a la investigación.

Hace unos días os enseñé esta campaña por stories de IG, y me preguntásteis cuáles eran mis labiales favoritos de la colección. Son el 320 My darling y el 210 My honey, dos tonos muy favorecedores.

La recuperación después de una mastectomía


Hoy también quiero destacar el comunicado de prensa que recibí por parte del cirujano Iván Mañero, de la clínica IM CLINIC en Sant Cugat. La investigación, prevención y curación de la enfermedad es importante, pero también lo es la recuperación después de una mastectomía.

"Conseguir un busto lo más natural posible con el que la mujer se sienta segura física y emocionalmente" es el objetivo del Dr. Mañero, en sus cirugías reconstructivas.

Por ello propone dos intervenciones: una reconstrucción parcial cuando la parte que falta es pequeña, y otra cuando la mastectomía ha sido total.

Por un lado, la primera opción es "reponer el volumen mamario que falta mediante una remodelación con grasa de la propia paciente, estimulada con factores de crecimiento". Con esto se consigue un resultado muy natural.

Por otro lado, en caso de la mastectomía total, hay un par de opciones dependiendo de cómo haya quedado el tejido circundante. Se puede colocar un expansor para crear volumen y después insertar una prótesis, o bien utilizar una técnica más compleja que implica añadir tejidos de otras partes del cuerpo (sobretodo si la parte donde se necesita colocar la prótesis está muy castigada).

La recuperación del pecho va más allá de ser un mero capricho. Es una necesidad. Y una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta es la clínica donde se realiza.

Reconstrucción del pezón: también parte de la recuperación


Por último, no puedo cerrar el post sin antes hablar de otro tema que me parece importante: la micropigmentación o tatuaje oncológico (este vídeo que vinculo contiene imágenes explícitas). Porque la reconstrucción no acaba con la creación de un volumen: para conseguir una completa naturalidad el tatuaje de pezón es la clave.

Cuéntame: ¿qué iniciativa apoyarás hoy? ¿Conocías las técnicas de reconstrucción y la micropigmentación oncológica?

Para aquellas que estéis luchando contra la enfermedad, os mando ánimo y MUCHA fuerza.

[1] Según datos de la Sociedad Española Contra el Cáncer (AECC)

Los productos marcados con un * han sido enviados por la marca. Consulta mi Código de Confianza.

1 comentario :

¡Muchas gracias por leer y comentar! :)